Baking, fijación de larga duración

En los últimos tiempos habréis oído hablar de técnicas de maquillaje tales como el contouring y el strobing.

Vamos a incorporar una más, el baking, que aunque no es nueva como tal, si está muy de moda últimamente.
Su consigna, aplicar una gran cantidad de polvos selladores sobre la base y el corrector, y dejarlo actuar varios minutos. Su objetivo, conseguir que el producto se "cocine" con el calor de la piel para que la duración sea mayor y las pequeñas imperfecciones queden difuminadas.





Paso a paso

La rutina habitual no varía. Después de limpiar, tonificar e hidratar tanto el rostro como el contorno del ojo, aplicaremos la base de maquillaje y el corrector. Hasta aquí, como siempre =D

Ahora vamos a coger unos polvos translúcidos para sellar el maquillaje. Con ayuda de una esponja, aplicaremos una capa generosa en aquellas zonas donde queramos disimular los poros, las arrugas, las manchitas y las ojeras. Mi consejo, aplicar en pómulos, ojeras, frente, nariz y barbilla.

No tengas reparos en la cantidad de polvos que cojas, como te digo, debe ser una capa considerable.




Y ahora viene el truco del almendruco, que consiste en dejar actuar esa capa de polvos durante 10-30 minutos. Gracias al calor de nuestra piel, que además aumenta por la capa de polvos que hemos puesto, es como si el maquillaje se horneara, de ahí el nombre de baking.

Una vez pasado ese tiempo, eliminaremos ese exceso de producto con una brocha. Debe quedar difuminado, de manera que los polvos se integren bien.

Y listo! Acabamos de conseguir un maquillaje de larga duración con una piel perfecta.





Consejos

Utiliza un polvo para sellar el maquillaje, no un maquillaje en polvo. Debe ser fino, imperceptible. Ten en cuenta que aplicamos una gran cantidad de producto y no queremos que quede un efecto acartonado. Mis favoritos: HD Powder de Make Up Forever; Poudre Universelle Libre de Chanel; Light Reflecting Loose Setting Powder de NARS; Studio Secrets Professional de L'Oréal París; Laura Mercier Loose Translucent Powder; Poudre Multi-Eclat de Clarins.

Si precisamente tu miedo ante esta técnica es que tu piel tenga ese aspecto, tranquila, como todo, con práctica de mejora. Intenta ser sutil dentro de la exageración!

Otra cosita, aunque el buen aspecto de tu piel te de ganas de aplicar los polvos por todo el rostro, limítate a determinadas zonas como hablábamos antes.

Ah! Ten en cuenta el tiempo que lleva esta técnica. No es poco y precisamente por eso, no la veo para diario. Además, la piel está más cargada de producto y respira peor. Resérvala para ocasiones especiales.





Mi opinión

Vamos a ver... sinceramente... me parece que en lugar de atenuar líneas de expresión, se marcan más. Puede que al principio el aspecto sea perfecto, pero yo personalmente noto que al poquito me marca mucho más las líneas. Piensa si te gusta llevar la piel más cargada y que las líneas de expresión se noten más.

Otra cosa que no me gusta es que al aplicar tanta cantidad, empiezan a volar las partículas de polvo... Y sí, por muy cuidadosa que seas, el polvo se esparce bastante...

Ya has visto la técnica, por tanto te habrás dado cuenta de que se gasta mucho producto! Así que lo dicho, resérvala para bodas, eventos u ocasiones especiales en las que quieras estar espectacular y salir genial en las fotos.





Os gusta esta técnica?


Un besote!






Te ha gustado este post ?


Compártelo !


Marta MiCuadernoDeNotas

Mi nombre es Marta. Soy maquilladora profesional y beauty trainer. Apasionada del cuidado de la piel, el maquillaje, la vida... En este espacio comparto mis trucos, ideas, looks... ¿Te quedas conmigo? =D

11 comentarios:

  1. Igual la pruebo pero yo siempre aplico poco polvo por el tema de que si me marcan los poros ya no me gusta nada (y de poros tengo muchos jajaja).
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. A mi la verdad es que me parece una moda absurda, no la he probado siquiera porque recargarme la piel de esa manera, aunque sea de forma esporádica...no sé, no le veo sentido.
    Aparte que, personalmente, estoy segura de que se me cuartearía horrores en la parte de la ojera por mis arruguitas de expresión y quedaría horrible, como tu misma nos adviertes.
    Y sí, en foto quedará genial...pero en persona se tiene que notar sí o sí que llevas "cuarto y mitad de aguaplast", jajaja.
    Muy interesante tu post con todos los pros y contras (que la crítica no era a ti, hija, es a la técnica!). Un besazo!

    ResponderEliminar
  3. Yo no me lo haría, de hecho todas estas técnicas de maquillaje que son antíquisimas y ahora nos la quieren poner para ir a comprar el pan, pues son eso, técnicas muy bonitas para ser hechas por profesionales para sesiones de fotos, cine, televisión, momentos puntuales, etc!!!!!


    Besos

    ResponderEliminar
  4. Pues no lo he probado nunca porque la verdad siempre voy con prisas y no tengo tiempo para dejar lo polvos ahí, jajaja. Un besito
    el blog de Sunika

    ResponderEliminar
  5. A mi ni esta ni el contouring excesivo, ni el strobing excesivo. Las cosas en su medida y sin excesos. Para mi, eh?
    Besucos, nena!

    ResponderEliminar
  6. Si marca lineas no es para mi, ademas de que por muy especial que sea la ocasión ir tan cargada no me veo...un besito guapa!!!

    ResponderEliminar
  7. Si se marcan mas las líneas desde luego que descarto esta técnica totalmente.

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias por compartir estos trucos! Lo pondré en practica como bien has explicado en la próxima ocasión especial...

    ResponderEliminar

Me encantaría saber tu opinión ! No te vayas sin dejar tu comentario =D